• Casa Carmela

    Galería de fotos

  • Casa Carmela

    La Puerta que da a la parte posterior del patio

  • Gambas rojas

    Con origen de Denia cercana, que es conocida por su calidad

  • Sepionet a la romana

    Preparado de la manera tradicional, con su tinta, servido con aceite de oliva, ajo y perejil

  • Paella de bogavante

    Amantes de los mariscos pueden no ser capaces de resistir este arroz decadente

  • Paella Valenciana

    Pollo, conejo, pato y caracoles y las verduras tradicionales

Casa Carmela

En 1922, José Belenguer registró oficialmente el nombre, Casa Carmela, en honor a su esposa. Pero lo que comenzó como un lugar sencillo para amantes de la playa Malvarosa donde se podían cambiar de ropa y tomar una copa, se convertiría luego en un restaurante, ya que los clientes no se resistieron a los olores emitidos por la comida casera de Carmela. Casi un siglo más tarde, bajo la dirección de su bisnieto, Toni Novo, Casa Carmela sigue produciendo paella y otros arroces de la manera tradicional, con fuego de leña, y el olor se mantiene tan irresistible como siempre.

Sus días como una cabaña de playa son parte del pasado, Casa Carmela es ahora moderna y refinada. En su interior, una mezcla de tradicional azulejos y madera se abre a un gran patio equipado con un techo retráctil, para dar cabida a todo tipo de clima. Una vitrina muestra los más frescos pescados y mariscos, y una bodega abierta luce la impresionante selección de vinos blancos, tintos y cavas, procedentes de toda España.

Los comensales pueden comenzar con ensaladas como la de tomate y atún, o tal vez algo un poco más lujoso como el Sepionet, asados a la perfección y acompañados  por un aderezo de aceite de oliva,  perejil y  ajo.  A los amantes de los mariscos se les hará difícil resistirse a la langosta azul, procedente de Cullera, o a las gambas rojas de Denia, servida únicamente con limón.

Mientras que su marisco es de primera clase, Casa Carmela es sin lugar a dudas especializada en el arroz. Varias versiones están disponibles, incluyendo dos tipos con bogavantes, el arroz de Senyoret, con su amplia mezcla de gambas y otros mariscos, y su arroz negro con tinta de calamar.  Tal vez el mejor del lote, sin embargo, es el plato original que lo comenzó todo, la paella valenciana es una mezcla de pollo, conejo, pato y caracoles. Asegúrate de pedir las cucharas de madera, que son especialmente buenas para raspar los sabrosos trozos de Socarrat, los granos de arroz ligeramente quemados que se acumulan en la parte inferior.

Lee más sobre paella valenciana

www.casa-carmela.com
Carrer d’Isabel de Villena, 155, 46011 València
963 71 00 73